martes, 29 de septiembre de 2009

¡¡¡¡...!!!!

Meses, meses de tener el estomago vacio y nauseas.

Rabia y rabia, acalorada y transpirada en la superficie porosa de esa jodida constancia que se exige al comprador de felicidad.

Y la acechante mirada de lo desconocido, me persigue sin saber que ya la conozco, y que para sus garras me disfrazo de metal, y de ahora en adelante, yo seré esa mirada…

Y aburrido, aburrido, como viendo como cae la arena de un descolorido reloj…

El final? estará por ahí el final?

sin final esta porquería no puede volver a comenzar… aburrido de muecas de incomprensión , de que te rueguen al oído que no engañes, de que te persigan luego pidiendo explicación, de que decepciones solo por ser tu mismo y que no te esmeras en ser distinto… ¡¡¡¡¡soy como todos entiendan!!!!!... entiendan, que mis lágrimas no me dejan seguir justificando….

Siento hambre, siento hambre de algo bueno, agobio completo de lo intranquilo, sereno declive a lo indiferenciable… ¡¡¡muéranse!!!

¡¡Que ya me tienen harto, soportando sus miseria!!, ¡¡por no tener más que entender los entiendo tanto que me ahoga y desespera!!, …, estoy harto, cualquier persona que no conozca podría ser una ventana… podría… sí… podría…

¿y en que se van a quedar, ¡¡maldita gente!!, MALDITOS TODOS LOS QUE SABEN CAMINAR,… maldito yo y perdedor, por no haber todavía aprendido a volar… y dejarlos atrás…

martes, 22 de septiembre de 2009

karma

Descansaba la cabeza sobre la mesa, mirando tenuemente un vacío, y no lo podía adivinar…

se quedaba descalzo, sintiendo frio de la rodilla para abajo…

se sentía oprimido, en las muñecas por el elástico de las mangas de su poleron

se sentía a solo, mientras afuera de su pieza hablaban todos…

y así se quedó.


pasó el tiempo, y los programas de humor no lo hacían reír, la diversión era placer; no diversión, se reía por todo porque era lo más cuerdo que uno puede hacer cuando te comentan algo que no entiendes; y así se quedo; se comenzaba a quedar quieto, como un relámpago en el infinito tiempo…

Se miraba en el espejo, y sentía que estaba en el reflejo, y hacia una mueca para confundirse un poco; él ya estaba lleno de polvo…


Salió como todos, y trabajo como tonto; o como todos…

Era amigable, pero lentamente cruel: había escuchado desde niño una palabra; KARMA…

¿cómo podía ser bueno teniendo un potencial tan grande de maldad?

¿cómo podía ser filántropo si la misantropía creció como sus huesos?

¿cómo? – y hacia otra mueca.


Y el infierno comenzó… al parecer ¡el SAMSARA LE TENIA RESERVADO UN COMO SILLON!


Y así fue, lentamente se comenzó a divertir haciendo daño, incomodando, escuchando gritos de dolor, o incluso traicionando; era una jugarreta, ya no aguantaba soportar el aburrimiento… había que hacer daño y sólo le causaba tristeza que naciera de él tan simple como simplemente dar un beso… ¿tan perjudicial era que no le diera risa lo que a los demás le arrancaba carcajadas?... en su samsara, eso daba igual…


Y comenzó a violar; ¡era tan extraño ver la cara de ella después de haberla ultrajado!, ¿que le podía decir para que ya no tuviera esa mirada de lo irreversible, de lo que ya había sucesido, de que estuviera contaminada de por vida por el capricho de un maldito?... también comenzó a traicionar; es decir, a decir siempre la verdad…


(ya continuará)

domingo, 20 de septiembre de 2009

union

sí sí sí besarte con mi alma y amarte

desearte mi deseo desearte mi vida y

hacerte correr por mis venas, sin dejar respiro;

ver una silueta sin cara ni cuerpo, hacerte mía

bajo el respeto de lo irrespetuoso corazón,

conquistarte y morir para que vivamos;

sí sí sí amor desesperado y deslumbrar con la

imprudencia que nos hace acercarnos,

amarte toda una noche que es la vida entera;

sí mis manos tiemblan…


y aquí estamos acalorados cariño, somos dos

en los brazos de uno,

una red nos atrapo y nos dejo unidos;

ahogados ¡ahogados estamos!

y nuestros besos nos dan respiro,

y enamorados… como uno nunca puede estarlo,

no nos cansamos, no nos rendimos,

la lascivia del amor encendido…

seamos algo…


me hacen poco las palabras,

¡nuestras miradas no las necesitan!

aquí estamos sin nadie mas

somos testigos de la unión del corazón

¡mas no necesitamos!

cariño, amor mío… déjame por una vez decirte que te quiero,

déjame por una vez mostrarte mi amor entero,

déjame por una vez verte rendida en mis brazos y declarare en todos los cielos que somos dos unidos por nuestro amor verdadero y la vida misma sentirá envidia…

un beso tierno, es todo lo que necesito para que nos enamoremos…


firmes y con pena, la tristeza en tus ojos la desapareceré con un solo gesto,

no tiembles ni tengas miedo, yo por ti lo tengo, yo por ti no tengo miedo;

solo un gesto y ni una miríada de entrometidos nos separara de nuestro unido destino…

seremos amor rojo que da vida al corazón,

ya somos el nido del sonoro grito de la unión…

no lo dejaremos de ser… ya encontramos lo que nunca perderemos, corazón…

sí…

somos por fin dos…

jueves, 10 de septiembre de 2009

tipico

una rancia caricia de una mano áspera…

(La soñaba…)


Pero estaba sobre una azotea, emborrachándome; fallidamente.

Miraba el cielo mientras empinaba la botella:

_que malá que el cielo no es una ventana

_que penca ese celeste tan aweonao

_que charcha esta azotea de mierda; mierda, se me calentó la cerveza…


Me ponía de pie y fumaba… fumaba, y vi que un tiraron un bolso de un auto. El auto se esfumo y pocos notaron el bolso… un weá fue a buscarlo y lo abrió, se sorprendió más que monja embarazada y salió corriendo, la gente más curiosa quedó.


bahhh


_puta que es genial el color celeste oscuro como fosforescente…


El mismo tipo volvió como enajenado, con el bolso abierto arrastrándolo, solo caminando. Uno quedaba de los que vieron la situación; vendía helados. Le pregunto qué que tenía el bolso, y este le respondió en el oído… el vendedor dejo caer la caja, algunos helados salieron de ella y su vendedor no hizo nada mas, se apoyo en un pilar y ahí por horas se quedó, el del bolso; parece que respiraba.


¿qué wea?


_”se me acostoooo en la razón”, “se me acostoooo en la razón”… canción de mierda; me hace sentir poca cosa.


Ya anochecía, me cagaba de frio pero no hacía nada, la gente abajo solo cambiaba de posiciones… ¡y sin embargo hay que vivir para estar alegre!...


bahhhh, bostecé.


De repente, los dos tipos muertos, levantan su cabeza y me miran, un frio negro recorrió mi espalda, se pararon sin dejar de mirarme; prendí un cigarrillo. Y cruzaron la calle hacia mi edificio sin siquiera mirar si venían autos…


Me despegue de la azotea y me di media vuelta, fume una calada de nicotina y la aloje por ahí, mire el cielo negro, pensando que sería penca que fuera uno de esos espejos que son ventanas del otro lado…

Me siento de nuevo

_en el bolso

¡¿Qué weá?!

_en el bolso - dijo el que vendía helados

¡Qué mierda! ¿Cómo entraron?, ¿cómo subieron?

A dúo: estaba tu cabeza…

¡¿QUÉ?!

No aguante y antes de pararme pestañee


Y no había aire ni espacio, me rodeaba tela sintética: siento que me tiran y me saco la chucha; un poco de luz

¿Quién es él?

Puta ¿Por qué ahora corre?

¿Nos vamos elevando?

¿Son como nubes estas weas? ¿Son nubes estas weas? ¡¡¡SON NUBES ESTAS WEAS!!!


Y siento unas ásperas caricias que me toman y me levantan ¿acaso soy guagua de nuevo?


_ya, anda a avisarle al chico de los helados para que le digan y esto no se pueda detener.


No entiendo…


¡ahh! ¡Mi pelo!


Y veo mi cabeza colgando de una mano rugosa, pero no sé dónde está el espejo…


_ya, se acabo tu wea, y me arrojaron, y caí seco en unas weas duras, algunas inmóviles, algunas reclamaban, algunas… ¿lloraban?



FIN




(Mientras me arrojaron y por el cielo iba, divise una fosa con muchas cabezas… muchas… y sobre ella decía: “weones que desearon una caricia de una mano áspera”.

Tal vez pasaron siglos, y se repetía la situación, mi cabeza caía día tras día, sin poder entenderlo… recibía esa áspera caricia, por siempre… ¿de cuándo se cumplen los deseos… ¿quien lo habra cumplido?...)...

Se ha producido un error en este gadget.