miércoles, 11 de noviembre de 2009

rosario

Mis dedos se atrofian por la rapidez de su movimiento,

ni las manos responden

y el ritmo esta fuera de mi cabeza

¡¡EL RITMO ESTA FUERA DE MI CABEZA!!


maldición!, soy poseso de una maldición

llamada por los siglos humanidad.

y rabia maldito esfinge, ¡tengo una rabia que me haría parir al diablo de mi alma!

¡y tampoco tengo nada!, ni defensas ni sueños que me defiendan,

nunca brotaron las malditas alas y hasta la rodilla me llega la mierda que

sale del alma de las personas…

entiende, ¡entiendan!... si dejo mi cuerpo botado

por andar en un tiempo y en un espacio que no existe

podrías lamerme las bolas y no me importaría…

estoy anclado a esa desesperante realidad de un rio que no fluye,

de una piedra que por un acantilado no rueda

y de un águila que no tiene cielo para volar…

limitante es tu asquerosa realidad…

¡¡nunca nadie me dijo que por dar un paso fuera de mi ideal bosque

estaría en seguida en el más largo y estéril de los desiertos!!

rabia weon, rabia, de querer romperme la cabeza y arrojarles mi sangre

en sus ojos para que al menos se queden ciegos, nublados, o ignorantes ¡con alguna razón!

… maldito pueblo de gusanos temerosos bien abrazados…


¡por ahora dejare el rosario hasta acá!

Se ha producido un error en este gadget.