sábado, 18 de diciembre de 2010

Serás abajo...






Se escapan,
parece que las palabras agonizan,
no vienen, ¡se desarman!
me asusta ¡me dan ganas de llorar!
no entiendo que pasa
¿Por qué ahora tienen que faltar?

Sentimiento absurdo, sentir carencias,
sentir el espacio vacío como sientes las palmas de las manos;
quedas con el universo a cuestas, como simulando ser océano…

Eres enorme, sigues siendo océano, las olas de arriba
de tu superficie lo llaman amor,
pero ellos no saben amar, no se saben ahogar
tan profundo y por tanto tiempo que solo el aliento primero te lleva
lejos, lejos, tiempo.

No saben querer y tú no lo muestras, se te escapa,
estas muy frío en el mar,
no puede ser de otra forma, amar al rojo vivo
te permite considerar el resto una superficialidad…
Sólo tú te entenderás…

Sin embargo tarado jamás aprendiste a nadar,
sabes soportar la presión y flotar, sabes abrir los ojos en lo más profundo del mar,
sabes moverte,
no sabes mantener la calma, no sabes reaccionar,
aprendiste de todo menos como el amor manipular…
tarado, ahora estarías en la superficie disfrutando,
y no acá abajo donde tenues rayos del sol se pierden…

Sabes que no da igual pero te haces el fuerte,
sabes que todo es por una razón, y que por orden te tiraste al fondo,
moverás tus pseudo aletas lentamente para no pensar demasiado
pero para tampoco hacer demasiado…
no es necesario

Eres océano, estas quieto, abajo en lo profundo
no se saben pronunciar palabras…

sábado, 11 de diciembre de 2010

tambaleo y suelo

Shit! Me sobran los brazos y la cabeza porque se hace humo el cuerpo,

se dejan abandonar los momentos de la misma forma en los hechos no son nada

y un recuerdo viscoso de lo que no ha sido

atormenta mi cabeza rápida y ya sin sentido…


Estoy oculto y eso me alegra, me hace feliz y me hace portar un puñal detrás de mis cejas

con el cual defenderme si alguien me encuentra…

¿Pero por qué alguien habría de buscarme? Uno sólo busca lo que necesita

y si alguien me necesita seria muy cruel darle muerte o quemar esa tierra…

¡Pero ya por costumbre lo hago! ¿Quitarme mis harapos y mis penas?

¿Quitarme también la piel y mi animalidad?

¿Dejarme en pos de una sutileza constante como el árbol que sin moverse esquiva el viento? No… io no soy así, aunque me gustaría serlo…

las amistades se derrumban ante mi sola mirada

y el amor es algo que al final no está vivo…


Tengo sólo una manera de sobrellevar la indiferencia que el mundo me tiene,

pero no creo en ella,

tampoco creo en que ahora deba volver a darle la espalda al mundo… ni siquiera a mi mismo…

debo dispararme, ser una bala… dejar de mirar, dejar de observar… cerrar los ojos a todo y sólo no querer nada, para que nada me ate, para tampoco sentir indiferencia,

construir una torre invisible, con puertas de bayonetas vacías y espadas sin filo,

pasarme a llevar como se coge algo con apuro y llevarme tan rápido al infinito vacío como pueda este suspiro…


No hay instante que no sea un suplicio

mil toneladas de vacío cayendo siempre a mis sentimentalismos,

se acabaron los bares, se acabaron las cervezas, ahora sólo me queda pensar

en esto y en lo otro… divertirme abriendo los regalos del mundo y aburriéndome sin sorprenderme…

quedara escrito, en esta pagina del destino,

que si no me pego un tiro

es porque no soy yo mismo.

miércoles, 8 de diciembre de 2010

¿Qué hombre no se ha querido follar a la virgen María?

¿Qué hombre no se ha querido follar a la virgen María?

levantarle esa toga con las manos

desde los tobillos y tocando esas piernas

que seguramente estaban sin depilar,

recordando y evocando ese instinto de follar en las cavernas…


No se han detenido ni un instante

esas manos que suben, la masturban aun sin despojarla

de su velo inmaculado,

pero mientras una la masturba la otra comienza

a ser victima del olor de una vagina que a cruzado el desierto a diario

y la mete ahora en su boca, que no es mejor de olor pero la lengua sabe hacer el resto…


Se han acabo los preámbulos, la virgen está sobre la mesa,

la toga rota mostrando sus senos,

¡Esos senos que alimentaron a dios!

son un refugio y una guarida que saquear.

lentamente, comenzamos a entrar por donde nada jamás ha entrado…

Y entro y salgo con total facilidad, sus líneas de sangre caen de a gotitas

suavizando el piso arenoso,

se confunden ya al fin los olores, los cuerpos se hacen más salados,

no hay rezo que me detenga, sus ropas son reliquias,

la no virgen gime más fuerte de lo que rezaba,

“Jesús nos esta mirando” dice mientras cierra los ojos e inclina hacia atrás la cabeza

sin importarle ni el infierno,

la virgen gime, gime fuerte y yo me vengo,

ella tiembla tanto como cuando dios se enoja

pero sus ojos brillaron más que el sol en su primer día,

todos los olores se han disipados,

sus cabellos enredado mas y creo que de aquí para adelante

parirá lo que somos… ambiciosos humanos…

Se ha producido un error en este gadget.